El acné: Tipos, síntomas y tratamientos

para leer 11 min
ACNÉ

El acné es un problema muy frecuente en la piel. Empieza cuando los folículos pilosos se obstruyen, haciendo que las células muertas taponen los poros. Esto hace que aparezcan lesiones en la piel (granos o espinillas). A continuación te contamos qué causa el acné y qué productos e ingredientes utilizar para combatirlo.

¿Qué es el acné?

El acné es una enfermedad inflamatoria que afecta a las glándulas sebáceas (que producen grasa) y se localiza normalmente en el rostro, pero tambien puede aparecer en otras zonas como las espalda, el pecho, hombros e incluso los brazos.

Científicamente, se ha demostrado que el causante principal de esta enfermedad es una bacteria llamada Propionibacterium Acnés, que se “alimenta” del ambiente sin oxígeno que causan los poros obstruidos, y de esa forma, surge la infección.

Las imperfecciones que causan esta infección son las pápulas (bultos rojos) o pústulas (bultos rojos con cabeza blanca), y en casos de acné grave, se pueden llegar a formar quistes más profundos.

TIPOS DE ACNÉ

¿Cómo saber qué tipo de acné tengo y cómo tratarlo? Dentro del acné tenemos que distinguir entre su origen, sintomatología y su apariencia para poder discernir qué tipo sufrimos y si es posible tratarlo desde casa o debemos acudir al dermatólogo.

Tipos de acné según la edad

Acné adolescente o acné común

Este es el tipo de acné más habitual. Aparece con la pubertad debido a los cambios hormonales y afecta a un 80% de los adolescentes en algún momento de esta etapa.

Suele aparecer en cara, cuello, pecho, espalda y brazos, y su forma de manifestarse puede ir desde el nivel más leve hasta el más severo (más abajo os explicamos cada uno).

Acné adulto

¿Qué es el acné adulto? Esta problemática aparece a partir de los 25 años, aproximadamente en un 25 o 30% de la población y afecta en mayor medida a las mujeres, debido al estrés y a los cambios hormonales durante la menstruación, embarazo o menopausia.

Este tipo de acné se manifiesta en la cara y en concreto en la zona hormonal por excelencia: la barbilla, mandíbula, cuello y en ocasiones en el escote.

Tipos de acné según su apariencia y sintomatología

Acné no inflamatorio, leve o acné comedogénico

Es la sintomatología más leve del acné. Suele aparecer en la frente, la nariz o mejillas; y se manifiesta en forma de puntos negros y espinillas (granitos con cabeza blanca que sobresale ligeramente, sin inflamación dolorosa alrededor).

Al ser leve, las posibilidades de dejar cicatriz o marca, es más reducida. Se puede sufrir durante la adolescencia o en la edad adulta, y se puede eliminar fácilmente, utilizando la rutina cosmética adecuada.

Acné inflamatorio

Se trata de un tipo de acné más avanzado, que se caracteriza porque presenta inflamación alrededor, en mayor o menor medida.

Puede dividirse en moderado (pápulas y pústulas) y severo (nódulos y quistes):

1. Acné moderado o papulopustular

Este tipo de acné también es más propenso que aparezca en la frente, nariz o mejillas, aunque también puede extenderse por otras partes del rostro.

En este caso, los granos están más inflamados, debido a la proliferación de bacterias. Podemos distinguir entre pápulas (grano inflamado rojo, ciego o interno, como se les llama comúnmente) y pústulas o granos inflamados blancos (espinillas muy profundas, con pus visible y bastante inflamación).

Al ser un acné más intenso, la probabilidad de cicatrices y de hiperpigmentación en la zona aumenta, pero son secuelas que pueden tratarse con la cosmética adecuada.

Se puede sufrir en la adolescencia o en la edad adulta.

2. Acné severo o conglobata

Es el acné menos habitual pero también el más fuerte. Es más frecuente durante la adolescencia.

Suele aparecer por diferentes partes del rostro y también en el cuello y espalda. La cantidad de granitos aumenta considerablemente y en muchas ocasiones la proliferación es tan alta que se agrupan en forma de quistes muy dolorosos.

Dentro del acné inflamatorio severo, nos encontramos con nódulos (una agrupación de pápulas muy profunda en la piel, que causa mucho dolor) y quistes (agrupaciones de pústulas muy profundas y dolorosas).

Hay gran riesgo de cicatrices y manchas en la piel con este tipo de acné, por eso se deberá tratar tanto de forma oral como tópica, siguiendo las indicaciones de un dermatólogo.

¿Por qué sale el acné?

Científicamente, se ha demostrado que la causa principal de esta enfermedad, es una bacteria llamada Propionibacterium Acnés, que se “alimenta” del ambiente sin oxígeno que causan los poros obstruidos, y de esa forma, surge la infección.

Como resultado, los poros obstruidos se infectan y aparecen las imperfecciones típicas del acné. Gracias a este hallazgo, los científicos han podido formular cada vez, mejores tratamientos.

¿Qué causa el acné hormonal?

El acné hormonal puede estar causado por la afluencia de hormonas de:

  • la menstruación
  • el síndrome de ovario poliquístico (PCOS, en inglés)
  • la menopausia
  • niveles altos de andrógenos

Este tipo de acné es debido a que ciertas hormonas como la testosterona y la progesterona cambian en nuestro organismo en determinados momentos de nuestra vida, como la adolescencia, el embarazo o la menopausia.

El nivel de testosterona aumenta durante la adolescencia, debido a la pubertad. Esta hormona produce un aumento en la producción de sebo e influye en la aparición de granos o espinillas.

Otras de las enfermedades que afectan a los niveles hormonales es el síndrome de ovario poliquístico (SOP), que tambien puede desencadenar en acné.

¿Cómo tratar el acné durante el embarazo?

El embarazo tambien es un cambio importante en el cuerpo de la mujer, que puede producir acné o empeorar si la mujer es propensa a tenerlo.

Sin duda, es una etapa donde los cambios hormonales juegan un papel muy importante. Es común que se empeore en el tercer trimestre de gestación, debido al aumento de los andrógenos.

Durante el embarazo, no se puede usar ciertos medicamentos que tratan el acné como los retinoides  (el ácido retinoico o la isotretinoína)  ni los antiandrógenos (los anticonceptivos).Pero sí se pueden utilizar ingredientes como el ácido azelaico o el ácido salicílico.

TRATAMIENTOS PARA EL ACNÉ

Ahora que ya tenemos identificados los tipos de acné que existen, es importante conocer los tratamientos más eficaces para eliminarlo y evitar su aparición:

Tratamientos orales

Los casos de acné severo se suelen tratar con antibióticos orales. Se deben tomar bajo supervisión médica, ya que este tipo de tratamientos son más agresivos con la piel, y requieren de una disciplina y compromiso, por parte del paciente.

Tratamientos tópicos

Para los casos de acné moderado o leve no suele ser necesaria la medicación, y en la mayoría de los casos con una revisión habitual de la piel, es suficiente para mantener los granitos a raya. 

En cosmética coreana, los científicos que desarrollan cosméticos tienen muy en cuenta este problema de la piel, y desarrollan fórmulas que combinan ingredientes tradicionales y activos de última generación, para evitar la proliferación del acné y curar los granitos ya existentes.

Para las pieles acneicas es importante la limpieza con agua tibia, tanto por la mañana como por la noche. Así conseguiremos retirar el exceso de grasa, siempre con productos adecuados que respeten la barrera hidrolipídica. 

Otro paso importante para estas pieles es el tónico. No solo va a regular el pH que se haya podido desequilibrar tras la limpieza, sino que además va purificar el rostro y preparar la piel para el resto de productos.

La hidratación también es esencial con cremas oil free y no comedogénicas, que contengan activos eficaces para el tratamiento del acné, de los que hablaremos más adelante.

INGREDIENTES IDEALES PARA PIELES CON ACNÉ

Centella asiática

La propiedad principal de la centella asiática es la de cicatrizante. Por lo tanto, en pieles acneicas funcionará perfectamente favoreciendo la cicatrización de los granitos y evitando la aparición de marcas.

Banila CO Clean It Zero Cleansing Balm Cica-Relief

UNO

Banila CO Clean It Zero Cleansing Balm Cica-Relief

Bálsamo limpiador calmante con centella asiática y té verde, apto para todo tipo de pieles, especialmente sensibles.

COMPRARLO AQUÍ

Té verde

El té verde es un gran antioxidante y astringente que lucha contra el exceso de grasa de la piel. Suele ser frecuente en tónicos, cremas, y otros cosméticos para ayudar a controlar el sebo.

Chasin' Rabbits Green Golden Ruler

UNO

Chasin’ Rabbits Green Golden Ruler

Crema hidratante y equilibrante con aceite de semilla de cáñamo y agua de té verde, apta para todo tipo de pieles.

COMPRARLO AQUÍ

Árbol de té

El aceite de árbol de té es uno de los activos más famosos para reducir el acné. Se utiliza como un tratamiento natural para tratar granitos y espinillas, gracias a su acción antimicrobiana que reduce las bacterias causantes del acné.

Mediheal Teatree Essential Mask

UNO

Mediheal Teatree Essential Mask

Mascarilla de tejido calmante e hidratante con árbol de té y pantenol, apta para todo tipo de pieles.

COMPRARLO AQUÍ

Aloe vera

Sus propiedades antibacterianas y antisépticas evitan la infección de los granitos y favorecen su curación. La acción regeneradora del aloe vera va a contribuir a disipar las cicatrices que hayan podido quedar.

Hyggee Relief Blue Flower Mask

UNO

Hyggee Relief Blue Flower Mask

Mascarilla de tejido hidratante y calmante con aloe vera, centella asiática y camomila, apta para todo tipo de pieles, especialmente sensibles.

COMPRARLO AQUÍ

Caléndula

La caléndula es un gran antiséptico y calmante perfecto para estas pieles con granitos que precisan de una purificación y eliminación de las bacterias, así como rebajar el enrojecimiento y la hinchazón.

Mamita Botanical Sérum Súper Linda

UNO

Mamita Botanical Sérum Súper Linda

Sérum calmante well-aging con extracto de caléndula y achiote para todo tipo de pieles.

COMPRARLO AQUÍ

BHA, AHA y PHA

Para el acné también son beneficiosos los ácidos. Uno de los que más mejoras produce en pieles acneicas es el ácido salicílico (BHA) que va realizar una ligera exfoliación y limpieza en la piel. También se pueden usar otros como el ácido glicólico, o si padeces de acné y tienes la piel sensible, los polihidroxiácidos (PHA) son la mejor opción para exfoliar y cuidar tu piel al mismo tiempo.

Patyka Loción Purificante Equilibrante

UNO

Patyka Loción Purificante Equilibrante

Tónico purificante con ácido salicílico (BHA), apto para pieles mixtas y grasas o con tendencia acneica.

COMPRARLO AQUÍ

Mucina de caracol 

El poder regenerador de la mucina de caracol es perfecto para pieles acneicas, ya que, al regenerar la piel, ayuda a eliminar también cicatrices causadas por el acné.

Cosrx Advanced Snail 96 Mucin Power Essence

UNO

Cosrx Advanced Snail 96 Mucin Power Essence

Esencia well-aging regeneradora e hidratante con extracto de mucina de caracol y ácido hialurónico, apta para todo tipo de pieles.

COMPRARLO AQUÍ

Vitamina С

Las personas con acné pueden reducir la inflamación y el enrojecimiento de los granitos con vitamina c. Este activo también actúa como exfoliante equilibrando el exceso de sebo de las pieles grasas.

Hyggee Natural Repair Serum

UNO

Hyggee Natural Repair Serum

Sérum reparador well-aging con ginseng rojo y vitamina C, apto para todo tipo de pieles.

COMPRARLO AQUÍ

Cactus Pera del Sáhara o Higo chumbo

Conocido por su capacidad de hidratar, también es un ingrediente antibacteriano estupendo para estos casos. El extracto de higo chumbo purifica la piel con granitos disminuyendo su aparición y convirtiéndose en un buen tratamiento para acabar con ellos.

HUXLEY BE CLEAN BE MOIST CLEANSING WATER

UNO

HUXLEY BE CLEAN BE MOIST CLEANSING WATER

Limpiador facial purificante y calmante con higo chumbo, centella asiática y ácido hialurónico.

COMPRARLO AQUÍ

Própolis 

Otro gran antibacteriano es el propóleo. Aplicado de forma cosmética reducirá las bacterias causantes del acné y mejorará el aspecto de tu piel.

Niacinamida

Es uno de los activos ideales para pieles grasas. Es antibacteriana, antiinflamatoria y reguladora del sebo.Ayuda a rebajar la hinchazón acnéica y a controlar la proliferación de granitos. Además, evita las marcas del acné y unifica el tono de la piel.

Beigic Comforting Cream

UNO

Beigic Comforting Cream

Crema hidratante y calmante con niacinamida y adenosina, apta para todo tipo de pieles.

COMPRARLO AQUÍ

¿Necesitas una rutina anti-acné? En nuestra tienda puedes encontrar productos con los mejores ingredientes para tratarlo, ¡y nosotras siempre estamos disponibles para asesorarte en info@kossmetics.es!