Descubre el mejor limpiador facial para tu piel

may 30, 2022

Con tanta variedad de productos para el cuidado facial, a veces puede resultar complicado saber qué comprar y qué productos son los que realmente necesita tu piel. 

Los limpiadores faciales son de los pocos cosméticos que absolutamente todxs deberíamos tener, hoy te contamos por qué y qué formatos o ingredientes elegir según tu tipo de piel. ¡No te lo pierdas!

Lo más importante

· Los limpiadores faciales son un paso imprescindible en toda rutina cosmética, para eliminar cualquier resto de suciedad de la piel antes de aplicar el resto de productos y asegurarnos su eficacia. 

· Existen diferentes formatos o tipos de limpiadores faciales, y es interesante conocerlos para poder elegir el que más se adapte a nuestras necesidades y tipo de piel.

· En función de la formulación y de los ingredientes utilizados, los limpiadores faciales serán más adecuados para determinados tipos de piel.

Los mejores limpiadores faciales: nuestra selección

¿Buscando el mejor limpiador facial del mercado? Te dejamos nuestros limpiadores faciales coreanos favoritos, para que elijas el que más se adapte a tus necesidades y las de tu piel.

El limpiador facial perfecto para piel sensible.

Hyggee All in One Cleansing Foam

Hyggee All-In-One Cleansing Foam es una espuma limpiadora con pH neutro que elimina impurezas protegiendo la barrera de la piel a su vez gracias a su cuidada formulación. Enriquecida con extractos calmantes y antibacterianos, limpia sin irritar la piel.

El mejor limpiador facial para piel seca.

TOUN28 facial soap S1 rose hip oil

Si tienes la piel seca, tienes que probar TOUN28 Facial Soap S1 Rose Hip Oil, un limpiador acuoso en formato jabón sólido perfecto para pieles secas. Formulado con aceites nutritivos y pH neutro, limpia la piel y la mantiene bien hidratada y sana. 

El limpiador facial más eficaz para piel mixta.

Isntree Green tea fresh cleanser

Isntree Green Tea Fresh Cleanser es el mejor gel limpiador para pieles mixtas, ya que elimina el exceso de sebo dejando la piel equilibrada e hidratada. Formulado con extracto de té verde y Anti Sebum P (su activo patentado), trata el exceso de sebo, mantiene los poros limpios y logra una piel sin textura, suave y uniforme.

El mejor limpiador facial para piel grasa.

Chasin Rabbits Mindful Bubble Cleanse

¿Piel grasa? Tienes que probar el limpiador vegano más buscado en Corea:  Chasin’ Rabbits Mindful Bubble Cleanse. Gracias al polvo de carbón, limpia en profundidad, absorbiendo el exceso de sebo y limpiando los poros, exfolia células muertas y arrastra impurezas. 

El limpiador facial perfecto para el acné.

TOUN28 Facial soap S4 Tea tree + rose powder

Las pieles acneicas suelen tener más complicado encontrar un buen limpiador facial que se adapte a sus necesidades, pero TOUN28 Facial Soap S4 Tea Tree + Rose Powder es perfecto en estos casos. Este limpiador acuoso en formato sólido está formulado con ingredientes antibacterianos como el aceite de árbol del té, que elimina el exceso de sebo y ayuda a reducir y calmar el acné. 

Lo que debes saber sobre los limpiadores faciales. Guía completa.

¿Qué es un limpiador facial?

Un limpiador facial es el primer paso de toda rutina facial de belleza. Es un producto para limpiar la piel del rostro y eliminar cualquier resto de suciedad de la piel antes de aplicar nuestra rutina facial, por eso es imprescindible en todas las rutinas cosméticas. Es uno de los pasos básicos y fundamentales que nunca pueden faltar en una rutina facial.

Para qué sirve un limpiador facial

La principal función de los limpiadores faciales es eliminar restos de cosméticos, suciedad, contaminación, sudor, etc. de nuestra piel, para poder aplicar nuestra rutina de belleza sobre un rostro limpio y preparado para recibir los beneficios de los cosméticos posteriores. 

El limpiador facial sirve para limpiar la piel, ayudando a mantener los poros libres de sebo de forma que sean visiblemente más pequeños.

Por qué usar un limpiador facial

¿De qué sirve aplicar un buen tratamiento si lo hacemos sobre una piel llena de impurezas y suciedad? Ya te lo decimos nosotras, de nada. Usar un limpiador facial antes de aplicarnos nuestros cosméticos es fundamental si queremos que sean realmente eficaces. ¿Cómo vamos a ver los resultados de nuestro tratamiento en la piel si los productos no están pudiendo penetrar bien en ella? 

Si te estás cuidando la piel y has invertido un dinero en comprar los mejores sérums y cremas para tu piel, es imprescindible que uses previamente un limpiador facial, o todo lo demás será en vano. 

Cuándo se usa el limpiador facial

El limpiador facial se usa siempre antes de comenzar con el resto de nuestra rutina cosmética, es decir, día y noche como primer paso de la rutina.

coreana secándose el rostro Blog-KOSS

¿Qué va primero, el limpiador facial o el agua micelar?

Si utilizamos agua micelar en nuestra rutina, dependiendo del formato de limpiador facial que usemos, tendremos que usarlos en un orden u otro.

Habitualmente, las aguas micelares o aguas de limpieza coreana, sustituyen la primera limpieza de la doble limpieza, ya que retiran muy bien el maquillaje. Posteriormente, y como segundo paso de limpieza, utilizaríamos un limpiador facial en gel o espuma para completar la limpieza. Sin embargo, si nuestro limpiador facial es un aceite o bálsamo desmaquillante, el agua micelar podría utilizarse tras él para terminar la doble limpieza. 

Cuántas veces usar limpiador facial

Los limpiadores faciales deben utilizarse dos veces al día, en la rutina de mañana y en la de noche, como primer paso en ambas. No es recomendable limpiar el rostro más de dos veces al día, ya que estaríamos desequilibrando el pH de la piel de manera innecesaria. 

¿Cómo limpiar los poros en profundidad?

La manera más eficaz de limpiar los poros en profundidad es utilizando un limpiador facial en aceite (o bálsamo), ya que, al ser liposoluble, elimina más fácilmente el sebo y la suciedad que acumulan los poros. Si además, el aceite está enriquecido con ácidos exfoliantes (como los de Hanskin), conseguiremos una piel más limpia y uniforme, ya que realizaremos una suave exfoliación al mismo tiempo. 

¿Cuáles son las alternativas al limpiador facial?

En realidad no existen alternativas como tal al limpiador facial, ya que es el primer paso de cualquier rutina. Lo que sí tenemos son diferentes formatos de limpiador facial entre los que poder elegir el que más se adapte a nuestro estilo de vida y necesidades de la piel. 

Criterios a tener en cuenta antes de comprar un limpiador facial.

Está claro, tener un limpiador facial (o dos, para la doble limpieza) en tu rutina no es algo negociable, debes utilizarlo sí o sí como primer paso. Para que te sea más fácil saber cuál elegir, te dejamos algunos criterios de compra que deberías tener en mente antes de decantarte por un limpiador facial: 

Propiedades 

¿Sabes qué propiedades tienen los limpiadores faciales? ¿Qué pueden hacer por nuestra piel?

Los limpiadores faciales no son un paso básico de cualquier rutina simplemente porque limpien la piel, también tienen otras propiedades muy interesantes:

- Ayudan a disminuir el acné y los puntos negros, ya que al tener la piel libre de impurezas, es más difícil que aparezcan esta clase de problemas.

- Minimizan visiblemente los poros. Un poro limpio siempre estará menos dilatado y más camuflado que un poro lleno de sebo.

- Aportan un efecto de piel más suave y tersa, ya que ayudan a eliminar suciedad y células muertas de la superficie de la piel.

- Favorecen la oxigenación de la piel, haciendo que esté más luminosa.

- Combaten ligeramente los signos de la edad, ayudando a disminuir arrugas y el aspecto cansado de la piel. 

- Facilita la penetración de los activos cosméticos del resto de nuestra rutina, potenciando su acción.

Limpiador Blog_KOSS

Tipo de piel

A la hora de elegir un limpiador facial, debemos asegurarnos de que sea adecuado para nuestro tipo de piel. Existen gran variedad de formatos y formulaciones, y cada cual se adapta mejor a un tipo de piel:

Piel seca

Las pieles secas no producen apenas grasa ya que tienen una falta de lípidos. Necesitan mantenerse bien hidratadas y nutridas, por lo que es recomendable buscar limpiadores faciales con texturas más ricas, como las leches limpiadoras, que resecan menos la piel. Esto no significa que no puedan utilizar otro tipo de limpiadores como los geles, pero sí es aconsejable que estén enriquecidos con ingredientes hidratantes que ayuden a realizar una limpieza suave y sin resecar la piel. 

Piel mixta

Si tienes la piel mixta, debes enfocar tu limpieza a la zona T de tu rostro, que es la que más sebo acumula. En estos casos, se recomienda utilizar limpiadores faciales neutros, que equilibren la piel sin resecarla, como los geles o espumas limpiadoras. 

Piel grasa

Las pieles grasas requieren una limpieza algo más profunda, debido a la acumulación de sebo que presentan a final del día. Lo más recomendable es utilizar limpiadores faciales con propiedades seborreguladoras y en formatos frescos, como los geles o espumas limpiadoras. 

Piel sensible

Las pieles sensibles se benefician del uso de limpiadores faciales suaves, con pH neutro e ingredientes que ayuden a calmar la piel tras la limpieza. También son muy recomendables las aguas de limpieza, que limpian respetando la barrera cutánea. 

Ingredientes

A la hora de elegir un limpiador facial, los ingredientes con los que está formulado son casi tan o más importantes que el formato. La formulación debe ser adecuada a las necesidades de nuestra piel, por eso, hemos reunido los mejores ingredientes para cada tipo de piel:

Ingredientes calmantes

ingredientes como la centella asiática, la alantoína, la niacinamida, el té verde o el aloe vera son perfectos para cuidar de las pieles más sensibles, ayudando a calmar y evitar irritaciones tras la limpieza.

Ingredientes hidratantes y protectores de la barrera cutánea

En el caso de las pieles secas, debemos buscar limpiadores faciales enriquecidos con ingredientes como el ácido hialurónico, el pantenol, las ceramidas, la alantoína, y sustancias emolientes como los aceites. Es decir, ingredientes que nos ayuden a retener la humedad de la piel y que fortalezcan la barrera de la piel.

Ingredientes seborreguladores y antibacterianos

Para pieles mixtas y grasas lo más aconsejable es utilizar limpiadores faciales que ayuden a equilibrar el sebo de la piel, gracias a ingredientes como el ácido salicílico, el aceite de árbol de té, la niacinamida o el té verde. 

Coreana limpiándose el rostro Blog_KOSS

Consistencia del producto: Tipos de limpiadores

Como ya hemos adelantado, existen diferentes formatos de limpiadores faciales en función de su consistencia y composición. Cada formato se adapta a una necesidad, por lo que es importante conocer qué tipos de limpiadores faciales existen antes de decidirnos por uno:

Aceite limpiador (o bálsamo)

Los aceites limpiadores tienen una formulación de base oleosa, por lo que están indicados para eliminar maquillaje, restos de protección solar y cualquier otra suciedad liposoluble que podamos tener en el rostro. 

También podemos encontrar limpiadores faciales muy similares a los aceites pero en formato bálsamo, más sólido y fácil de transportar, pero con los mismos beneficios para nuestra piel. Ambos se aconsejan como primer paso de la doble limpieza coreana en la rutina de noche (en la rutina de día es preferible utilizar un solo limpiador). 

Leche o crema limpiadora

La leche limpiadora es un limpiador facial de textura más densa y rica, con muchos ingredientes hidratantes que proporcionan una limpieza suave, sin retirar los aceites naturales de la piel. Por tanto, son muy recomendados para pieles secas. 

Espuma limpiadora

Se trata de un limpiador facial con textura espuma o mousse, es como un gel limpiador pero más oxigenado, perfecto para todo tipo de pieles. Este formato es de los más utilizados como segundo paso en la doble limpieza coreana nocturna y como único limpiador en las rutinas de mañana, ya que proporciona una limpieza suave y fresca.

Gel limpiador

El gel limpiador es el formato más clásico del limpiador facial, con una textura de crema ligera o gelatinosa perfecta para una limpieza en profundidad. El gel limpiador es el tipo de limpiador facial más extendido actualmente, y se utiliza como segundo paso en la doble limpieza coreana nocturna y como limpiador principal para las rutinas de mañana. 

Resumen

Los limpiadores faciales son un paso imprescindible en cualquier rutina para eliminar restos de producto, sudor, suciedad, contaminación, etc. de nuestra piel. Así, podremos aplicar la rutina sobre un rostro limpio, en el que penetrarán mejor los cosméticos posteriores. 

Solo debemos encontrar el formato que más se adapte a nuestra piel y sus necesidades.

Categorias

Autor