Tónicos

Tras la limpieza y la exfoliación es indispensable utilizar un tónico. Su función principal es equilibrar el pH de la piel y prepararla para los siguientes pasos. Además, te ayuda a minimizar la apariencia de los poros y refresca tu rostro.

El uso del tónico es un paso muy agradable en el que disfrutarás de un momento de relax con productos frescos, naturales y con activos que van a cuidar tu piel y van a conseguir que la sientas hidratada y jugosa. 

Todos los tipos de piel pueden utilizar un tónico facial. Los hay energizantes, purificadores, hidratantes, calmantes, etc. Y todos van a ayudar a cada piel a equilibrarse tras la limpieza y a prepararla para el resto de cosméticos de tu rutina diaria.

¡Dedícate este paso y elige entre todos nuestros tónicos el mejor para ti!

Filtros activos